Reply to comment

Buenos Aires donde cosecho mis anhelos y mis pasiones

La fin de semana pasada fui a Buenos Aires con varios de mis amigos estadounidenses que están estudiando en todas parte de América Latina y me enamoró - no de una persona sino de la ciudad misma. Desde el momento en que llegue al Terminal nuevo y impresionante de Buquebus allá hasta mi última vista de los edificios recortados contra el horizonte cuando salí cuatro días después, estaba completamente, sumamente y totalmente enamorado.

¿Por qué? Claro, hay varias razones. Primero pasé la fin de semana con amigos que no había visto, en algunos casos, por un año. Fue genial hablar con ellos sobre sus experiencias distintas, rememorar cosas sobre Middlebury y pasear. Segundo, encontré allá cosas que había estado extrañando muchísimo aquí en Uruguay, como Starbucks, Ginger Ale, cerveza japonesa, Milanos y burritos californianos. La verdad es que cuando encontramos el Starbucks estaba increíblemente emocionado (véase a mi entrada previa sobre Starbucks para entender mi emoción). Y tercero, me enamoró del ambiente de la ciudad. Es, claro, muchísimo más grande que Montevideo, pero también más cosmopolita. Hay allá influencias de todos lados, y ser extranjero allá no es algo raro sino muy común. También tiene una identidad muy propia, con el tango (fui a una milonga con dos amigos en un lugar muy local que fue absolutamente increíble), su versión de mate y su forma de vida “porteña.”

En fin, Buenos Aires es mi nuevo amor pero Montevideo es mi hogar para este semestre. Cuando salí la verdad es que sentí un poco triste, dejando la ciudad y todo lo que ofrece, pero cuando llegué a Tres Cruces y monté en un ómnibus de CUTCSA sentí muy cómodo. Definitivamente quiero trabajar o vivir en Buenos Aires en el futuro, pero para este semestre me contento con estar en Montevideo, donde no hay Starbucks, Ginger Ale y todo lo demás familiar y americano, pero donde sí hay muchas oportunidades de separarme de los estadounidense y intentar integrarme en la vida uruguaya sin distracción.

Reply

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.

More information about formatting options

CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
6 + 7 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer